Baianos

Todo nos lleva a creer que estos espíritus hayan sido veneradores de los Orixás cuando vivieron en el plano material. Tenemos espíritus “baianos” trabajando en todas las irradiaciones y unos se presentan como baianos de Oxossi, otros de Xangô, Iansã, etc., demostrando que actúan en las siete líneas o están esparcidos por todas ellas. Poco fue revelado sobre como surgen las corrientes espirituales, pero resumiendo tenemos: Un espíritu portador de un misterio, va regimentando espíritus y va “asentándolos” y dándoles la oportunidad de trabajar sobre su comando o liderazgo. Entonces surgen las “falanges”: Caboclos Pena Blanca, Arranca-Toco, Línea de Bezerra de Menezes, etc.

 Con esto explicado, entiendan que, si un espíritu misionario inició la corriente de los “baianos”, es porque en la Tierra él había sido un babalorixá baiano y continuó a serlo en el plano espiritual, iniciando uno de los misterios de la religión Umbandista, pues solo un misterio agrega sobre su égida y su irradiación, tantos espíritus, con muchos de ellos solo plasmando una vestimenta baiana e adoptando un modo de comunicación peculiar y bien caracterizadora de línea a que pertenece.

 Son espíritus alegres, bromistas, descontraídos y “allegados” a trabajos de “desmanche”, de kimbanda y de magia, que parecen dominar con facilidad y a los cuales están familiarizados.

 Sus ofrendas deben ser hechas próximas a los pies de cocoteros o en los puntos de fuerzas de los Orixás que los rigen. Y una línea de transito evolutivo para “eguns” que ya sirvieron a los Orixás cuando vivieron en el plano material.