Boiadeiros

Los espíritus que se manifiestan formando la línea de los Boiadeiros son aguerridos, valerosos, sesudos, de pocas palabras, pero muchas acciones. Se presentan como espíritus que, cuando vivieron en el plano material, eran tocadores de boyadas, pastoreadores, gauchos, capataz, etc. El lazo y el chicote son sus instrumentos mágicos de trabajos espirituales y solo eventualmente usan collares de semillas o piedras.

Sus puntos cantados siempre aluden a los bueyes y boyadas, a campos y viajes. Son combativos y muchos, o todos, entran en la “kimbanda” para combatir y cortar magias negativas.

Entonces tenemos la figura del mítico peón de campo, del tocador de buey, como arquetipo para espíritus y se manifiestan, usando sus conocimientos ocultos, auxiliando a las personas en los momentos más difíciles de sus “travesías” por la evolución en la materia. Su arquetipo es fuerte, impositivo, vigoroso, valiente, impresionando a los desconocedores de esas tonalidades entre las líneas de la Umbanda. Algunos de esos espíritus hasta revelan algunas cosas sobre su pasado y casi todos dicen que ya fueron Exus, pero que fueron elevados y ahora incorporan como Caboclos Boiadeiros para continuar prestando la caridad y evolucionar aún más. Otro hecho es que existen en el astral, millones de espíritus que, en sus últimas encarnaciones, prácticamente vivieron sobre el lomo, de los caballos. Eran vaqueros, domadores de caballos, soldados de caballería, etc., al final, hasta un siglos atrás era el medio de transporte más popular que existía y así fue por toda la Antigüedad.

Entonces, espíritus que dedicaron sus vidas a la creación y a la domesticación de ese valeroso animal, uno de los más útiles a la humanidad, existen muchos en el plano material. Y ellos guardan en sus memorias inmortales recuerdos preciosos e inolvidables del tiempo en que fueron tratadores y montadores de caballos. Pero, si el caballo es parte inseparable de la gran saga humana, en la Umbanda “caballo” tiene el mismo significado que “aparato” en el espiritismo: médiums!

Jetuá, Boiadeiro!